MI NUTRICIÓN

MI NUTRICIÓN

Language / Язык: ENG ES

    Hoy mi historia no trata de sesiones de entrenamientos. En cambio, quiero hablar sobre la nutrición, una parte del proceso de entrenamiento muy importante y a menudo olvidada.

    Tenía catorce años cuando empecé practicar el levantamiento de pesas. Ya era lo suficientemente alto, pero como pesaba solo 77 kg (170 libras) no me parecía mucho a un levantador de pesas. En aquellos años, el consejo que recibí de mi primer entrenador era simplemente que si quería levantar pesas, todo lo que tenía que hacer era comer mucho y comer lo correcto. Mi madre tomó en serio este consejo y comenzó a alimentarme fuerte. Su tarta de manzana fue la mejor que había probado en mi vida. Definitivamente, fueron los ejercicios y las ricas comidas caseras los que me trajeron buenos resultados. Con mis 16 años había cogido el peso hasta 92 kg (202 lbs), pero ni eso era lo suficiente. Estaba flaco, el hecho que me complicaba la correcta mecánica corporal. Me daba miedo levantar la barra sobre mi cabeza al imaginar cómo iban a temblar mis músculos.

    En el equipo nacional todo fue muy rígido, me limitaron la categoría de peso en la que tenía que competir. Solo tras aumentar la masa corporal realmente podría comenzar a levantar pesas. No tenía otra que ganar. Sin embargo, todos sabemos que es imposible ganar 13 kg de masa muscular en un solo día. Era obligatorio para cada uno del equipo pesarse tres veces a la semana, y yo tenía un régimen especial. Comenzaba la mañana con dos botellas de agua para mantener el horario programado por el entrenador en jefe, y por la noche, antes de acostarme, comía un enorme plato de copos avena con leche condensada, mantequilla, nueces y pasas. Salía a comer al aire libre, porque no soportaba tener que poner tanta comida en mi para ganar peso. El aire fresco me lo hizo más fácil pero no resolvió el problema. Seguía odiando comer sin tener hambre.

    Tras un tiempo pesaba 101-103 kg, pero aún necesitaba 108-109 de la masa muscular de calidad. Tenía que probar algo más.

    En 2010, cuando estaba concentrado en la preparación para los Juegos Olímpicos de Londres, recurrí a un nutricionista para obtener la ayuda que necesitaba. Me enseñó el equilibrio de calorías (calorías vacías vs. calorías saludables), diferentes tipos de carbohidratos, la importancia de consumir las grasas, las proteínas y el agua.

    También, los médicos me mostraron que la calidad de la comida juega un papel fundamental, y me abrieron los ojos a una gran cantidad de personas que exagera la importancia de los suplementos deportivos mientras menosprecia el valor de alimentos naturales.

    Muchos atletas e incluso entrenadores creen que es imposible seguir un menú planificado debido a las dificultades de cocinar los alimentos donde sea que se encuentren atletas, sin mencionar la monotonía de comer cada vez la misma comida. Sin embargo, creo que la incomodidad y la complejidad es algo temporal. Un atleta puede adaptarse y ajustarse a lo que se necesita para alcanzar su objetivo. Cuando te das cuenta de que seguir una dieta estricta puede ayudarte a llevar a cabo tus planes de entrenamientos, ves los resultados en la báscula día tras día y notas que se te está aumentando la masa muscular, no queda duda que todo vale la pena.

    Sé que hay muchos enfoques para estructurar el proceso de nutrición de atletas, pero me gustaría compartir con vosotros mi experiencia y el conocimiento que obtuve de médicos y nutricionistas a lo largo de los años de mi carrera deportiva. El tipo de trabajo muscular realizado en el levantamiento de pesas se difiere del culturismo y levantamiento de potencia, por lo que no recomiendo simplemente copiar los regímenes y menús. El posar y el pres de banca no es nuestra prioridad.

    Mi enfoque en la planificación del menú tiene dos puntas: el resultado y la salud. Creo que si el menú del atleta va contra el metabolismo normal, tarde o temprano se enfrentará a problemas con la salud en general, lo que a su vez se convertirá en un factor limitante para el entrenamiento normal y el curso de competiciones.

    A menudo escucho la pregunta: ¿Qué es lo que tú comes? No es realista pensar que puedo contaros lo que he aprendido durante muchos años en tan poco tiempo y espacio que tengo aquí. Creo que me entenderéis. Dicho esto, cada uno tiene su propio peso y objetivos. Una persona quiere ganar más masa muscular, otra aspira a perder la grasa; algunos intentan alcanzar las dos metas, otros persiguen objetivos totalmente diferentes. Así, me surgió la idea de crear un PROGRAMA DE NUTRICIÓN para LEVANTAMIENTO DE PESAS. Esto no fue tarea fácil, pero como resultado de muchos meses de trabajo y consultas con nuestro nutricinista, logramos combinar años de experiencia en levantamiento de pesas profesional y la experiencia de expertos en el campo de la medicina deportiva y la nutrición para poder presentar un plan de dieta simple y fácil de seguir que conlleva mucha información útil adicional.

    Espero que muchos años de experiencia que tengo te ayuden a desarrollar el potencial de tu cuerpo y a mirar las cosas desde una perspectiva diferente.

    ¡Ahora te lo dejamos para elegir!

    ¡Entrenar juntos, entrenar bien!

     Nutrición y recuperación


Leave a comment

Get Free PDF with TOP 5 Weightlifting Mistakes and Ways to Fix Them

Please enter a valid e-mail

You are subscribed! Stay tuned